Poliuria: diagnóstico

La poliuria se define como un volumen de orina superior a 2,5 o 3 litros en 24 horas en adultos, y superior a 2 o 2,5 litros en 24 horas en niños.

El médico revisará su historia clínica y le realizará una exploración física. Dependiendo de los resultados, el médico puede ordenar exámenes adicionales, incluyendo:

  • Análisis de orina. El examen microscópico de la orina consiste en una serie de pruebas para detectar y medir diversos compuestos que pasan a través de la orina.
  • Cistometría. Esta prueba diagnóstica mide la presión dentro de la vejiga para comprobar su funcionamiento.
  • Cistomanometría. Se efectúa para determinar si un problema muscular o bien nervioso puede ser la causa de los problemas en como la vejiga retiene o libera la orina.
  • Cistoscopia. Esta prueba permite observar el interior de la vejiga y la uretra usando un instrumento delgado con luz llamado cistoscopio.
  • Pruebas neurológicas. Se le pueden efectuar pruebas y procedimientos de diagnóstico que asisten al médico a confirmar o bien descartar la presencia de un trastorno nervioso.
  • Ecografía. Esta prueba de diagnóstico por imagen se usa para visualizar la estructura interna del cuerpo.